El mejor regalo… un loro especial

loro  

Doña Chonita es una de esas mujeres de piedad probada, misa y comunión diaria y ser posible todos los misterios del rosario, incluyendo los luminosos, con letanía y todo…

Doña Chonita tuvo por gracia de Dios tres hijos, que debido a su éxito como grandes profesionistas tuvieron que dejarla sola por varios años, pero claro como buenos hijos siempre al pendiente de la anciana, aunque a decir verdad ahora podían verla menos porque ya los tres estaban casados, en otro estado, independientes y prósperos en su trabajo y su familia, por lo que les resultaba aún más difícil retornar a su antigua casa, que por cierto… que creen!! doña chonita festejaba su cumpleaños 70… los hijos aprovechando el buen nivel económico con el que contaban no querían dejar pasar la fecha sin una agradable sorpresa, aunque fuera de lejitos… Después de muchos esfuerzos pudieron reunirse entre ellos añorando lo lejos que habían estado de mamá, el cariño, el apoyo y sus oraciones que ella siempre les envió pero ante la dificultad de ir, decidieron organizar algo así como un concurso entre ellos para ver quien enviaba el mejor regalo en gratitud por todo lo recibido…

El primer hijo decidió construirle una enorme casa lujosa con todos los servicios necesarios que pudiera añorar una persona, con yacusi y todo… El segundo hijo le envió un Mercedez Benz “Blu”, lujoso y de buena apariencia con chofer incluido… El tercero, pensó en superar los grandes regalos de los otros hermanos; sabedor de la profunda piedad de doña Chonita que en toda su vida había degustado leer y releer los pasajes de la Biblia y que ahora en su ancianidad solo le quedaba la dificultad para ver un poquito, que ya no le alcanzaba para leer, consiguió un gran loro color café rojizo, una especie exótica por cierto, y lo llevó a un convento franciscano para que lo adiestraran y le enseñaran a recitar la Biblia; en efecto el regalo llegaría un poco retrasadito, pues la compra y preparación del loro duró unos 15 años y con una inversión de casi 1,000 000 de dólares como donativo al monasterio… al final, la indicación dada por los frailes era: “Mamá solo tiene que nombrar el capítulo del libro o la cita bíblica y el loro lo recita inmediatamente” habiendo hecha la prueba necesaria, lo envió a la anciana, en ese tiempo ya de 85 años y con más dificultad en la visión…

Doña Chonita habiendo ya recibido el regalo de los tres hijos les envió a cada uno una carta de agradecimiento: “Querido hijo Isaac (era el mayor), la casa que mandaste a construir para mí, en realidad es bastante grande y yo solo ocupo una recámara pero resulta que ahora debo limpiar todos los días esta gran mansión que sólo me provoca más cansancio, pero pues gracias, está bellísima”… al segundo hijo: “Querido hijo moisito (se llamaba Moisés), la verdad estoy demasiado vieja como para viajar y me la paso más tiempo en casa, casi nunca uso el Mercedes, así que mejor te envío de regreso el chofer, y aunque la verdad está muy bonito quizá lo venda la semana que entra, de todos modos muchas gracias”… Escribió entonces al tercero: “Querido hijo Abraham, el más pequeño de mis hijos, la verdad fuiste tú el único hijo que tuvo el sentido común de saber lo que le gusta a tu madre… gracias hijo ¡¡Estuvo muy rico el pollo que me mandaste!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: